Saltar al contenido principal

DR. ROGELIO AARON OLIVA JUAREZ

Inicio
Definición
Estudios Diagnósticos
Terapias
Asociados
Dosis de Radiacion
Cardiologia Nuclear
FEVI MUGA
Terapia con Iodo 131
Terapia con Samario 153
Terapia con Estroncio 89
Terapia con Itrio 90
Gammagrafia con Iodo 131
Gammagrafía Ósea
Gammagrafía Ósea 3 Fases
Gammagrafía Tiroides
Gammagrafía Paratiroides
Gammagrafia Renal
Gammagrafía Hepatoespléni
Gammagrafia Bazo Accesori
Gammagrafia Vías Biliares
Gammagrafía con Galio 67
Gammagrafía con UBI
Gammagrafía Cisternas Bas
Gammagrafía G. Salivales
Gammagrafía Gástrica DM
GammagrafÍa Gástrica ERGE
Gammagrafia Pulmonar
Gammagrafïa Linfatica
Mapa del sitio
 
GAMMAGRAFÍA DE VÍAS BILIARES
CON Br-HIDA
 
Este tipo de gammagrafía tiene como objetivo evaluar la morfología y funcionalidad del hígado y las vías biliares.
 
Para realizar este estudio el paciente debe presentarse al procedimiento en ayuno de 4 a 6 horas como máximo.
 
Para realizar este estudio diagnóstico se coloca al paciente en la camilla de la gammacámara y se administra el radiofármaco en una vena periférica iniciando las imágenes inmediatamente a la inyección.
 
El estudio tiene una duración de una hora donde se adquieren imágenes continuas, al término de esta fase, se cuantifica la fracción de expulsión de la vesícula biliar, si en este momento la cinética del radiofármaco es normal, se da por concluido el estudio, sin embargo, si la vesícula tiene un vaciamiento escaso o por debajo de los valores normales, se envía al paciente a tomar algún alimento graso y se hace una imagen más para evaluar la estimulación del alimento graso sobre la funcionalidad de la vesícula y se cuantifica nuevamente la fracción de expulsión para hacer un comparativo con la fracción obtenida a los 60 minutos.
 
El riesgo de experimentar efectos secundarios al estudio es muy bajo, habitualmente el paciente puede regresar a sus actividades cotidianas sin llevar ningún cuidado adicional.
 
 

 
 

 

 

 En el caso donde el objetivo del estudio es descartar la atresia o agenesia de los conductos biliares, cuando el radiofármaco no presenta movilización hacia intestino, es necesario hacer una imagen de 24 horas posteriores al inicio del procedimiento, con la intención de obtener información adicional sobre el diagnostico presuntivo.